Nosotros
15376
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-15376,bridge-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,qode-title-hidden,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

Una pequeña gran familia

ÁLVARO ESTEBAN KEOGH

SOCIO DIRECTOR

JAIME RODRÍGUEZ-CONDE

SOCIO CONSULTOR

PABLO BURGOS

DIRECTOR DE CUENTAS

JOMA ECHEGARAY

DIRECTOR AUDIOVISUAL

PABLO GASULL GONZÁLEZ

CONSULTOR COMUNICACIÓN

Carta abierta de Álvaro Esteban Keogh, ‘Kino’

Pese al cliché de mis siguientes palabras, manidas por gurús y pseudo-coachs, soy de los que creen firmemente que las empresas las hacen las personas. Si me preguntan qué es Eureka PR, diré siempre lo mismo: es una pequeña familia. Mi familia.

 

Es una lástima que no puedo hablar de todas las personas que componen o que han pasado por Eureka hasta día de hoy, porque no sabría donde poner fin. Sin embargo, quiero dar un reconocimiento especial a aquellos que han interiorizado este proyecto como propio y que pilotan junto a mí este barco desde hace años y todavía a día de hoy. Pues me recuerdan que si tratas a las personas con cariño y humildad, si sabes escucharles y te preocupas por ellos, y que si a menudo vistes su piel, siempre estarán ahí para apoyarte en la incertidumbre y los miedos que asolan día a día a cualquier emprendedor.

 

Jaime, conocido internamente como ‘Jimbo’, ‘Jimbo Jones’, ‘Jims’ o el ‘socio no tan director’, es probablemente una de las personas más sensibles que conozco. Tiene una de esas sensibilidades generosas, capaces de empatizar con uno y sus circunstancias, teniendo la habilidad especial de detectar cuándo alguien del equipo tiene un día malo. Por descontado, en estos casos, su labor no se limita sólo a la detección, sino que siempre intenta darle la vuelta al día con su particular e ingenioso sentido del humor. Una gracia que hace de él una de esas pocas personas con el don de caer bien a todo el que se cruza en su camino. Ello le granjea ser invitado a unas 300 bodas al año. Como siempre digo de él: tiene un capacidad innata y arrolladora para las relaciones sociales. Es ese don lo que ha motivado que compañías con las que ni nos atrevíamos a soñar hayan apostado por nosotros y nuestro buen hacer desde hace años.

 

Pablo, bautizado como ‘Bleras’, ‘Mr Pr.’ o ‘Magic B’. Es el motor de esta familia. La personificación de la responsabilidad, la lealtad y el esfuerzo…todo ello envuelto en una capa de alegría y optimismo.  Irradia y contagia tal alegría que la simple idea de que un día llegue a la oficina sin una sonrisa a Jaime y a mí nos causa temor. De hecho, solemos advertirle así: “Te recordamos que eres la única persona de esta empresa que no puede tener un día malo. Si tú tienes un día malo es que algo terrible puede suceder”. Su afán de superación es único y así lo demuestra cada año destrozando los récords y cifras de PR. Pablo es ese compañero de equipo que todo el mundo quiere tener cerca. Es de los que si a alguien le falta un lápiz, rompe el suyo por la mitad y le saca punta como sea. Atento, cariñoso y paciente, tiene la habilidad de sedar las emociones haciendo así de contrapeso y aportando el equilibrio perfecto que requiere la empresa.

 

Joma, apodado como ‘Homich’, ‘Chemita’ o ‘Eche’ es una persona a la que admiro profundamente. Mientras al resto del equipo, en un inicio, pude enseñarles lo que sabía, el creció bajo las siguientes indicaciones: «Sé muy poquito de este tema, no sé cómo funciona y no te voy a poder enseñar mucho más de lo que ya sabes. Sólo te voy a decir si me gusta o no el material que produces a nivel usuario». Con esta responsabilidad sobre sus hombros, y gracias a su espíritu autodidacta, conocimiento y ambición, hemos podido abrir una nueva línea de negocio basada en la producción audiovisual. Aparte de su espectacular trabajo y de su auto-impuesto espíritu de superación, Joma aporta un toque de humor inigualable, ácido como la lima, que siempre provoca tremendas carcajadas… además de un corazón muy bien escondido que por poco no puede ocultarse.

 

Gasull, la joven promesa de Eureka PR. Es el recuerdo de que para triunfar se necesita ambición, proactividad, buen hacer y, sobre todo, un gran espíritu de compañerismo. Siempre con una predisposición admirable, ávido de ideas, una actitud intachable y las ganas de un profesional consciente de que su techo está muy, muy, muy arriba. Se trata de un joven talento que sin duda va a dejar su impronta en el mundo de la comunicación. Todo ello hace de Gasull el perfecto compañero para embarcarse en la aventura que representa trabajar en este sector formando, junto a su maestro, Pablo, un equipo de altura.

 

Y a todos los que, día a día, o durante sus inicios, como Alejandro, Alberto, María, Margarita, Miguel, etc., habéis ayudado a que Eureka crezca hasta lo que es hoy, sólo puedo daros las gracias por haber apostado por este ilusionante proyecto, por haberlo asumido como propio y por haber ayudado a hacer de esta casa lo que es hoy. Gracias, gracias y muchas gracias.

 

¿Y quién soy yo? Está feo que me defina así que copio las palabras que mi querido Jaime ha dedicado para mí: «Empezaré con el mismo cliché con el que ha empezado su carta: es el pegamento que une a esta familia. Kino es la cabeza de familia, el que se encarga de que, por encima de cualquier cosa y a cualquier coste, nosotros estemos bien. Es la persona que se sacrifica el primero para que los demás podamos estar cómodos, felices y contentos. Un líder con la capacidad de sacar el máximo partido al equipo puliendo y potenciando nuestras mejores habilidades. Es el último en irse (y el último en llegar, la verdad sea dicha), en cerrar, en descansar… el último para todo. Y siempre camina detrás porque nos pone a los demás por delante. Álvaro es el que aguanta el timón con un brazo y aprovecha que tiene el otro libre para remar, el que convence a un esquimal para que cambie los azulejos de blanco nieve a blanco roto, el que saca tiempo para preguntar a todos algo tan simple como ‘qué tal la semana’. Básicamente es el que ha conseguido reunir al mejor equipo de ‘locos’ y ponerlos a todos a correr en la misma dirección.

 

Bienvenido a la familia de Eureka PR, la mejor y mas disfuncional familia de las agencias de PR.