Cuéntales una historia y serán tuyos

Aunque aparentemente es muy sencillo de ejecutar, para que la técnica del storytelling logre su cometido principal –persuadir contando historias- en el entorno 2.0, se requiere seguir una serie de pasos que arrancan por incluir en una narración los siguientes ingredientes: protagonistas, emoción, imagen, conflicto y un desenlace favorable o ‘’final feliz’’ de cara a tu imagen, producto o marca.

En esta línea, es necesario que tu relato transporte al consumidor a un escenario en donde él se vea empleando los productos o servicios que comercializa tu compañía. Este tipo de acción debe generar una experiencia placentera e invitar a tu target a que pruebe y “compre” aquello que ofertas. El cerebro humano está diseñado para recibir historias, lo que provoca que a través de un narración adecuada, sencilla –para facilitar su comprensión-y eficaz, el usuario se mostrará más favorable a enamorarse de lo que le “vendes” de un modo fácil y natural. Para ello, ¿qué composición debe de tener tu mensaje?:

1. Debe ser fácil de entender
2. Debe ser fácil de recordar
3. Debe ser fácil de imaginar
4. Debe crear una experiencia o anhelo

Una vez elaborado tú relato y, a modo de último paso, debes intentar alcanzar a tu público objetivo, segmentándolo entre todos aquellos que sean susceptibles de recibir tu historia, mediante una estrategia online adecuada. Es aquí donde entran marcas de comunicación como Eureka PR, quienes realizando un análisis previo de las necesidades, los objetivos y los mensajes a transmitir, se encargan de diseñar y desarrollar un plan de comunicación ad hoc.

¿Y bien? Ahora te toca a ti. Cuéntame algo.

No Comments

Post A Comment