Cada vez son más las personas que se aventuran a montar su propio negocio, generalmente basándose en un idea inicial que creen puede tener éxito o bien tratando de hacer algo que ya existe pero con un punto de vista nuevo, aportando algo que pueda diferenciarlo. Sin embargo, son muy pocas las empresas que consiguen perdurar en el tiempo.
Cumplida casi la mitad del mandato de la segunda legislatura del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, acaba de entrar en vigor una de las medidas que busca, entre otros objetivos, fomentar el emprendimiento en España: la nueva tarifa plana del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Se trata de una bonificación disponible para los nuevos trabajadores
Digan lo que digan, España no es un país de naturaleza emprendedora. El último estudio global de ‘Emprendimiento Amway’, explicaba que el deseo por convertirse en emprendedor por parte de la sociedad española ha disminuido un 3% respecto al 2015, situándose en el 32%. De hecho, el último informe de Global Entrepreneuship Monitor (GEM)