Social Media Marketing: ‘Así no se hacen las cosas’

Con la aparición y desarrollo de las redes sociales, las pymes apuestan cada vez más por las estrategias de social media marketing. Y es que los canales online te ayudan a promocionarte, comunicar y fortalecer la imagen corporativa de tu negocio. El principal factor de la presencia de las empresas en estas plataformas es, de hecho, atraer al consumidor y desarrollar una relación cercana con ellos. Esto es producto de unos mensajes adecuados que generan conversación, interacción e intercambio.

A pesar de que cada vez son más las empresas que ejecutan estrategias de social media marketing, todavía persisten fallos que convienen pulir antes de echar por la borda todo el trabajo realizado. Los ejemplos más comunes son:

  1. No tener diseñado una estrategia

Desarrollar una campaña de social media marketing sin una estrategia bien definida es, en otras palabras, malgastar tiempo y dinero. Así debes tomar una serie de decisiones claves como planificar la frecuencia de las publicaciones que se efectuarán, apostar por invertir en publicidad en ads o no hacerlo –confiando en el crecimiento orgánico a partir de contenido de calidad-, y un amplio etcétera que marcará el éxito o el fracaso.

  1. Elegir sin criterio

Cada red social tiene unas funciones y unas características específicas. Facebook, Instagram, Twitter, Linkedln o Google+ no son lo mismo. De este modo, es recomendable acudir a un grupo de expertos en comunicación, como los de Eureka PR, que te ayuden a elegir cuáles son las plataformas más adecuadas para tu negocio logrando, así, llegar a tu target del modo más adecuado posible. De este modo, se trata de adaptar tus contenidos a los diferentes canales que ofrece Internet.

  1. Presencia desmesurada

Querer estar en todas las redes ocasiona, habitualmente, que descuidemos la imagen de la marca en alguna de ellas. No tiene ningún sentido estar presente en todas porque sí, ‘sin ton ni son’. De este modo, es fundamental que tus canales se alimenten regularmente de contenidos de calidad… Plataformas que no olvidemos, se ajusten adecuadamente a tu negocio.

  1. Generar spam

La estrategia del social media marketing no sólo es cuestión de aumentar el número de seguidores, sino generar una conversación y establecer una relación cercana con ellos. Efectuar una campaña de email marketing de forma masiva no fideliza, sino que ahuyenta al receptor. Asimismo, debes evitar generar spam para no espantar a tus clientes y/o seguidores potenciales.

  1. Publicidad sin creatividad

La finalidad de una estrategia de social media marketing es ampliar la audiencia y conseguir más ventas, pero no debes olvidar que tus futuros clientes no buscan la publicidad pura y dura de tus productos o servicios, ellos quieren vivir una experiencia, quieren invertir en algo que no encuentren en otra empresa. Tus canales online deben difundir una información creativa y con contenidos de calidad, que contribuyan a cumplir tus objetivos y los de tu target. Por ello, debes generar diálogo con tus seguidores, pero siempre cuidando la imagen corporativa de tu negocio.

  1. No cuidar el aspecto visual de tu marca

No cuidar la imagen corporativa de tu compañía es un suicidio. Debes prestar especial cuidado a los detalles gráficos que publiques en tus perfiles online. En la actualidad el público se fija más en la forma que en el contenido. El texto es un componente importante pero la imagen en Internet es clave para llamar la atención de tus seguidores. Por ello, Eureka PR te recomienda que la imagen de tu marca esté bien definida y sea coherente con la identidad de tu negocio. La personalidad de tu marca ha de ser única.

  1. Olvidarte de medir tus objetivos y resultados

Tener una estrategia de social media marketing no tiene ningún sentido si no mides y evalúas el resultado de tu campaña en función de los objetivos previamente establecidos. Y es que estos informes te permiten, esencialmente, conocer cuáles son las ‘patas’ que más cojean de tu estrategia y cuáles las más estables para, más adelante, solventar los errores y depositar los esfuerzos en una línea más concreta.

La planificación de una estrategia personalizada y adecuada a tu negocio es esencial para evitar todos aquellos fallos que puedan comprometer la relación de tu pyme o empresa con tus clientes y tu reputación online. Si tienes señales de que tus canales no funcionan igual es hora de que apuestes por el asesoramiento de expertos y profesionales dentro de la comunicación y el marketing, ¿no?

No Comments

Post A Comment