Growth Hacker: Conseguir más con menos

Para aquellos que todavía no saben de qué les vamos a hablar, tranquilos, el Growth Hacking es una profesión relativamente nueva.

Esta tarea se dirige a incrementar de una manera rápida el número de usuarios, así como el volumen de ingresos e impactos de tu empresa sin la necesidad de emplear grandes recursos. Una manera de marketing que ponen en marcha cada vez más emprendedores cuando comienzan con sus start-ups momento en el que debes darte a conocer al máximo número de personas sin contar con un gran capital que invertir en ello.

El trabajo de un Growth Hacker consiste en hacer crecer la empresa en el mundo digital para que reporte de manera económica en última instancia. Para ello, el perfil del Growth Hacker es bastante abierto; debe ser una persona que conozca a la perfección la red y se desenvuelva con soltura en tareas de marketing, programación o ventas. Un todoterreno multidisciplinar que sepa ver dónde está la manera de optimizar los recursos para alcanzar el mejor resultado posible.

Para ello es imprescindible que el Growth Hacker se involucre en el proyecto desde su inicio, con el fin de conocer a la perfección el producto que debe vender; analizando así las oportunidades y los mercados en los que se puede mover. De esta manera, podrá explotarlo de todas las maneras posibles consiguiendo que sea algo viral en poco tiempo.

Algunas de las tareas que se hacen indispensables para realizar un buen Growth Hacking están:

  • Posicionamiento SEO: Con el fin de obtener un mayor volumen de tráfico a tus contenidos en red a partir de las búsquedas de los usuarios.
  • Ofrecer tu producto de manera gratuita, aunque con limitaciones: Muchas empresas optan por esta medida. Algunas con periodos de prueba, otras limitando los servicios, para conseguir que el público pueda probar el producto.
  • Gamificación: Crear pequeños juegos que incentiven a los usuarios.
  • Networking: Ser capaz de crear una red de contactos que amplifiquen el negocio.
  • Emailing: Conseguir registros y suscripciones de manera fácil. Debes tener a tu disposición bases de datos con usuarios a los que movilizar.
  • Influencers: Ayudarte de bloggers, youtubers, influencers de todo tipo para que participen en tus movimientos en la red con el objetivo de viralizar rápidamente tus contenidos.

 

Además, el Growth Hacking debe estar en continua evolución, ya que el mundo digital avanza a una velocidad de vértigo, por lo que debe saber adaptarse a esos cambios con la misma rapidez.

 

 

No Comments

Post A Comment