Conectar o no, la cuestión en el camino al éxito (Branding)

Las estrategias de branding emocional aportan personalidad, originalidad y credibilidad a las pymes que logran conectar la parte sensible de las personas con sus productos o servicios. Este tipo de negocios incrementan notablemente sus ventas debido a que ofrecen lo que el público necesita.

La pregunta que muchos empresarios y emprendedores se hacen es: “¿cómo emocionar a través de una marca?”. Y es que son muy pocas las empresas que conocen el “arte” de acercarse al consumidor con sensibilidad e inteligencia a través de las experiencias y emociones humanas.

A lo largo del periodo natural de una empresa surgen varios momentos en los que se presenta la oportunidad de transformarse e innovar, sobre todo, cuando se trata de épocas de estancamiento o de posicionamiento negativo respecto a la competencia. Son en estos momentos cuando es conveniente aprovechar la ocasión y ejecutar una estrategia basada en el branding emocional que permita crear algo diferente y recuperar o construir una mejor conexión con tus clientes.

En conclusión, debes REINVENTARTE sin perder tu esencia pero… ¿Cómo hacerlo? En esta línea, debes comunicar nuevos atributos que caractericen tu marca y se conviertan, así, en el estandarte de la misma. Es decir, tu empresa debe expresar nuevos valores y actitudes a través de unos mensajes adecuados y un estilo cercano, que te identifique. Para ello, una opción inteligente es rodearte por un equipo de especialistas de la comunicación y el marketing, como la plantilla de Eureka PR, que sepan dar con la ”tecla” que hace falta.

¿Y cómo ayuda el branding emocional a tu pyme?

Debes contar una historia: Es el mejor modo de simpatizar y de transmitir emociones. Recuerda que las mejores historias son las que jamás uno olvida y que permanecen para siempre en la memoria y en los corazones.

Desarrollar y generar contenido emocional: Compartir las emociones es esencial para que tus contenidos se vuelvan virales. Una publicidad efectiva y sincera hará que mucha gente conozca tu marca. Tu contenido debe olvidarse de vender y centrarse en impactar, comunicando -subyacentemente- los atributos de tu marca.

Dejar una huella: Intentar ser lo más humanos posibles y conectar con tu cliente es el punto final para que tu marca se instale en su corazón. Debes innovar constantemente, marcar la diferencia y convertir tu producto o servicio en algo único para la gente.

¿Eres una pyme o empresa que emociona a su público? ¿Luchas cada día por hacer crecer tu marca? ¿Crees que puedes llegar a ser grande? Nosotros creemos que .

No Comments

Post A Comment