Actualmente, el panorama laboral que reina en España es la microeconomía, destaca la apuesta por las pequeñas empresas y el emprendimiento.

Concretamente, según el último estudio del Instituto de Estudios Económicos (IEE) que recopiló datos del informe 'Entrepreneurship at Glance 2017'

Cabe preguntarse, ¿qué necesita un nuevo emprendedor para triunfar?

La colosal irrupción de las nuevas tecnologías ha revolucionado la cultura y mentalidad de las nuevas generaciones. El impacto de las TIC ha propiciado un cambio de paradigma en el ámbito del empleo, abriendo así nuevos nichos de mercado.
Cumplida casi la mitad del mandato de la segunda legislatura del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, acaba de entrar en vigor una de las medidas que busca, entre otros objetivos, fomentar el emprendimiento en España: la nueva tarifa plana del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Se trata de una bonificación disponible para los nuevos trabajadores
La mayoría de grandes empresas del IBEX35 parecen todavía confundir la principal esencia con la que Jack Dorsey creó Twitter o Mark Zuckerberg Facebook: poner en contacto a la gente, eliminando cualquier barrera para llevar a cabo una comunicación bidireccional con la que compartir conocimientos y experiencias. Los timelines (TL) de las corporaciones más punteras
Pablo Iglesias es el político español con mayor número de seguidores en redes sociales. El líder de la formación morada gana ‘por goleada’ al resto de parlamentarios españoles, rozando los dos millones de ‘followers’ en Twitter y situándose por encima de los 700.000 en Facebook. Las redes sociales son el nuevo foro donde los políticos y sus partidos hacen campaña
Digan lo que digan, España no es un país de naturaleza emprendedora. El último estudio global de ‘Emprendimiento Amway’, explicaba que el deseo por convertirse en emprendedor por parte de la sociedad española ha disminuido un 3% respecto al 2015, situándose en el 32%. De hecho, el último informe de Global Entrepreneuship Monitor (GEM)

Las redes sociales parecen no haber calado entre las altas esferas de las grandes empresas españolas como sí lo han hecho entre la mayor parte de la sociedad y, con gran furor, entre los jóvenes. Los principales CEOs de las grandes multinacionales de nuestro país se muestran reacios a abrir sus perfiles personales en canales, como Twitter o Facebook.

La tasa de actividad emprendedora ha crecido en España hasta el 5,7%, un dato positivo respecto a otros años, aunque es una cifra que aún se encuentra lejos de la media europea, establecida en el 8%. De hecho, España es el segundo país menos emprendedor de la UE, según un informe del Foro Económico Mundial y el Observatorio Global de la Actividad Emprendedora.