5 consejos indispensables para emprender un negocio

Cada vez son más las personas que se aventuran a montar su propio negocio, generalmente basándose en un idea inicial que creen puede tener éxito o bien tratando de hacer algo que ya existe pero con un punto de vista nuevo, aportando algo que pueda diferenciarlo.

Sin embargo, son muy pocas las empresas que consiguen perdurar en el tiempo. De hecho, solo un puñado consigue pasar la barrera de los 3 años. Esto se debe, principalmente, a la inversión económica que hay que hacer para poder empezar a funcionar. Y es que se trata de un hecho empírico que para poder emprender se necesita dinero.

Una vez entendida la importancia de un desembolso inicial para poder comenzar, es normal que nos asalten un millar de dudas en cuanto al proceso y los pasos que hemos de dar para lograr que nuestro trabajo dé sus frutos. No te preocupes, hoy vamos a analizar desde Eureka PR los puntos más importantes a tener en cuenta en el mundo del emprendimiento.

  1. Focaliza una idea asequible

No esperes a tener la idea perfecta para que sea un negocio redondo y sin lugar al fracaso. Ten en cuenta que va a ser un camino lleno de baches y que debes estar preparado para sortearlos o sobreponerte. Por ello la idea que elijas va a sufrir infinitas actualizaciones con cada revés.

Parte de una idea sencilla prestando especial atención a la oferta y la demanda, la competencia, los costes y beneficios y el público objetivo. Y deja que con el tiempo vaya cogiendo forma.

  1. Realiza un plan de negocio productivo

Para ello debes empezar por definir de la manera más precisa posible una serie de parámetros. El producto o servicio, en qué se diferencia de la competencia y cómo voy a sacarle el máximo partido. Cuál es mi público objetivo y qué medios voy a emplear para hacerle llegar mi producto. En caso de tener que fabricarlo, optimizar al máximo los procesos y costes.

Según el tipo de actividad que quieras realizar, tu plan de negocios será más sencillo o más complejo. En él, has de incluir toda la información relevante relacionada con tu empresa, desde el organigrama hasta cualquier posible coste. De todas formas, tienes que realizarlo de forma concienzuda y atractiva para la vista. Esto es porque será un documento esencial de cara a buscar financiación ajena, por falta de capital propio. Cualquier posible inversor querrá conocer al detalle todo lo concerniente a tu empresa.

  1. No te quedes quieto, ¡muévete!

Una vez tengas formalizado tu plan de negocios y vayas a ponerte en marcha, comienza a mover tu producto o actividad de todas las formas posibles. Habitúate a utilizar las redes sociales diariamente y de una manera profesional. Es una herramienta gratuita perfecta para empezar a darte a conocer.

Envía comunicados de prensa a negocios locales o posibles blogueros con renombre, busca que publiquen hablando de tu nuevo negocio. También puedes organizar un evento de presentación de la empresa o patrocinar a equipos deportivos para darte a conocer.

  1. No pierdas de vista las posibles subvenciones

En caso de tener que buscar financiación para poder empezar, no olvides presentar un buen plan de negocios y busca las tasas de interés más bajas con facilidades de pago. De esta manera evitarás comenzar con una enorme deuda que podría pasar factura más adelante.

Sea como fuere, siempre tienes que estudiar bien el tipo de subvenciones al que puedes tener acceso y lo que debes hacer para optar a ellas. Aunque a día de hoy hay muy pocas, generalmente van dirigidas a emprendedores, por lo que partirás con ventaja.

  1. Por último: que tu trabajo sea tu pasión

Busca algo que te apasione hacer, que te motive a levantarte cada día y a superar todos los reveses que te puedan ir surgiendo. Si consigues que tu trabajo sea como tu hobby conseguirás ir trabajar los lunes con cara de viernes.

Para dar algo de énfasis a este importante punto, te dejamos unas palabras del mismísimo Steve Jobs: “Tu trabajo va a llenar gran parte de tu vida y la única forma de sentirte realmente satisfecho es creer que lo que haces es un gran trabajo. La única forma de hacer un buen trabajo es amando lo que haces. Si todavía no lo encuentras, sigue buscando. No te conformes. Así como con los asuntos del corazón, sabrás cuando lo hayas encontrado”.

 

Una vez analizadas las claves para emprender tu propio negocio, lo que toca ahora es ponerte en marcha. No esperes a mañana para empezar, recuerda que para llevar a cabo un proyecto de este tipo tienes que definirte por tu autodeterminación, carácter decisivo y compromiso con lo que haces. Será una gran aventura llena de obstáculos pero muy bonita y enriquecedora.

No Comments

Post A Comment